FotografíaTrucos que debes saber en Fotografía Gastronómica

Trucos que debes saber en Fotografía Gastronómica

La fotografía gastronómica es una de las disciplinas más comentadas del sector publicitario. Virales de espuma de afeitar y plástico se hacen notar muy a menudo, pero la verdad es que no hace falta rebuscar tanto para conseguir que tus imágenes de comida salgan apetitosas. Esto será la clave que diferenciará tus fotos de los demás, y por lo que todo el mundo podrá intuir si sabes lo que haces o simplemente has disparado y nada más. Haciendo un adelanto, son dos las claves para reflejar la comida en un resultado profesional: iluminación y orden.

 En este blog vamos a contarte los trucos que debes saber en fotografía gastronómica. 📸 ¡Vamos a ello! 🥨

Índice

  1. Preparación. Fuera mitos
  2. La hora de fotografiar
  3. ¿Edición?

1. Preparación: fuera mitos

Empezar a preparar el proyecto puede ser la tarea más difícil y a la vez importante de la fotografía gastronómica. En este tipo de trabajos la preparación debe ser al detalle, por lo que antes de hacer la foto, hay que pensar y elegir qué va a salir en la imagen y cómo lo vas a hacer. La clave es anticiparse a tus necesidades, por ejemplo, si vas a hacer fotos a una bebida, necesitamos tener botellas de sobra por si tenemos que hacer varios intentos.

¿Se pone comida de verdad?

Estamos muy acostumbrados a ver vídeos donde cuentan «secretos» de la fotografía de alimentos en grandes marcas, y automáticamente creemos que cuando hagamos la foto todo tiene que tener un truco. Es más sencillo que eso. 

Lo único que tienes que hacer es pensar qué es lo que necesitas y preguntarte cómo puedes hacerlo para que se vea apetitoso que, recordemos, es el objetivo principal. Se suele usar comida de verdad en casi todas las producciones, añadiendo elementos externos artificiales que puedan ser problemáticos si fueran naturales. ¡Vamos a ver unos cuantos!

Uso de hielos

Es un poco inviable el uso de hielos de verdad en un shooting de horas de duración porque se nos derretirían todos. Se suelen usar hielos artificiales que pueden estar ahí horas y horas. Los hay de diferentes materiales y formas, y es muy difícil dar con unos que sean realistas. Te aconsejo que vayas probando y que sobre todo mires opiniones de la gente antes de comprarlos. 

Disposición de elementos

La disposición de los elementos de tu foto es una de las claves para que quede estético. De nada sirve tener el mejor esquema de iluminación si la presentación del plato o la bebida no es bonita, hay que cuidar los detalles. Muchas veces se usan palillos de madera para unir y fijar los elementos y que no se estropee nada, o simplemente para cubrir una mejor perspectiva.

Uno de los ejemplos más corrientes es la preparación de hamburguesas para fotografiarlas: se suelen poner los ingredientes pegados a la parte frontal del pan unidos con palillos, dejando toda la parte de atrás del pan vacía, así, quedará la sensación de una hamburguesa más llena y bonita. 

La conclusión es sencillamente que prepares tu escena al detalle y planifiques todo antes de ponerte, así te ahorrarás horas de retoque o de lamentaciones 😝

2. La hora de fotografiar

Una vez que los elementos de tu fotografía gastronómica están preparados, ha llegado la hora de hacer la foto. Con ello, vamos a ocuparnos del segundo pilar fundamental de la fotografía gastronómica: la iluminación.

La iluminación, como en cualquier tipo de fotografía, es lo que da forma a la escena, lo que hace que una imagen se vea de una manera o de otra. Tratándose de comida es más delicado aún, ya que un esquema de luz malo puede hacer que se vea desagradable y nada apetitoso. La elección de la fuente de luz es opcional y a gusto personal, hay gente que prefiere usar la luz natural por el realismo que aporta, y hay gente que usa luz artificial por el control que tenemos sobre ella.

Yo me quedo sin duda con la luz artificial, ya que la luz natural la podemos recrear con total control en la imagen. Te recomiendo que hagas las fotos con luces de flash, ya que son más potentes y captan más los detalles de la escena, que en gastronomía es fundamental. En mi anterior blog puedes ver en detalle cómo elegir la fuente de iluminación de tus fotos. 😆

Factores claves de la iluminación

Los esquemas de iluminación que mejor funcionan en fotografía gastronómica son la luz lateral y el contraluz. Se suele poner un flash de contra o lateral para resaltar los volúmenes y texturas de la comida, quedando una imagen realista y jugosa. Además se suelen añadir puntos de luz secundarios en la parte frontal para rellenar y detallar, pero uno de los dos primeros no puede faltar. Será decisión tuya por necesidades creativas el poner luces duras o suaves. 

Otro de los factores que debes cuidar a la hora de hacer fotos a comida, es la perspectiva y el ángulo. Una de las cosas en las que más fallamos es en la perspectiva desde la que hacemos la foto, alterando la apariencia del producto, lo cual puede hacer que nuestro público no se sienta atraído y pase de largo. Te recomiendo que la angulación de las fotos sea lo más realista posible en función del ojo humano: ángulos de 45º, frontales o cenitales son muy vistosos y útiles

Aquí puedes ver un restaurante local que aprovecha muy bien sus imágenes.

Ejemplo fotografía gastronómica

3. ¿Edición?

La postproducción en fotografía gastronómica es la parte más personal y que puede variar según la persona que haga la foto. Puedes centrarte mucho en la parte fotográfica y dejarlo todo listo para que no tenga a penas retoque, o puedes arreglar ciertas cosas en el ordenador, pero es totalmente tu elección. 

La regla de oro en este paso es que la comida tiene que parecer comida. Todos los elementos con su textura propia y un color realista y que llame la atención. El balance de blancos será tu mejor amigo en estos casos. 

No olvides que la fotografía es una disciplina subjetiva y que tu opinión siempre debe prevalecer a todo lo demás, pero al tratarse de una parte más comercial, siempre hay que pensar en el público final que verá la foto y lo que pueda pensar. Espero que te hayan servido estos trucos y no olvides lo más importante: si tiene buena pinta, está perfecto 😄

Escrito por

Una cámara y unos focos son su mejor arma para crear los mejores momentos. Su profesionalidad, su pericia y su perfeccionismo hacen que cada una de las fotografías y vídeos que edita expresen su mejor potencial. Ya está haciendo sus primeros pinitos en Motion Graphics y no hay reto que se le resista. Y tú, ¿WannaROI?

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × uno =

Top